martes, 8 de marzo de 2011

Masa madre, mi versión

Este es el momento preciso para intentar hacer esta masa, ya he vuelto de mis vacaciones con todas las energías repuestas, dispuesta a cualquier desafío, ¡y este vaya que si lo es.....!!!
Estaba reacia a hacer este intento, pero a la vez con muchas ansias. Es mi primera masa madre, he leído un poco sobre ella y he llegado a esta fórmula, la verdad es que hay que tener bastante paciencia, ....algo difícil para mí, .....pero ha salido humo blanco al fin.
De tutoriales he tenido el blog de Eva y el blog de Hilmar, que me han ayudado mucho  a entender como funciona esta masa.
Otro tema será que resulten buenos los panes que haré con esta masa,........ pero eso es harina de otro costal!!!!
Y ahora.........¡A trabajar........!!!
Esta preparación se divide en dos etapas, ......la primera la haremos con harina de centeno o integral, luego, .......en la segunda etapa se cambiará la harina de centeno por harina blanca, así podremos hacer panes blancos y panes integrales, .........si tuviéramos una masa madre sólo con harina de centeno o integral, podríamos hacer solamente panes integrales.
Para comenzar usé harina de centeno ya que en su cascarilla hay levaduras que serán de gran utilidad para la formación de la masa y así podremos capturar las bacterias del medio ambiente.

Primera etapa

Primer día:

1 frasco
50 grs. Harina de centeno
50 grs. Agua tibia
1 ml. Miel
1 Cuchara de plástico o de madera

Mezclar el agua con la miel y ponerla en un frasco.
Agregar la harina de centeno y mezclar.
Tapar con alusa plast.
Así queda la masa.....ahora hay que esperar 24 horas.

Segundo día:

50 grs. Harina de centeno
50 grs. Agua tibia
1 ml. Miel

Así estaba la masa después de 24 horas.
Ahora le agregaré el agua mezclada con la miel y luego la harina de centeno.
Así queda, ahora hay que esperar 24 horas y ver cómo ha crecido, espero que tenga muchas burbujas.


Tercer día:

50 grs. Harina de centeno
50 grs. Agua tibia
0,5 ml. Miel

Que manera de  crecer, aumento un 200%, quedó de esta forma.
Nuevamente le agregaré el agua con la miel, revolveré muy bien y después agregué la harina de centeno, y la tapé con alusa plast.
Así quedó la masa, le haré una marca para medir los centímetros que crecerá.

Cuarto día:
Hoy no ha habido actividad, la masa está igual que el día de ayer.
Ahora solamente la revolveré, y no le agregaré nada, mañana veremos como está.
Después de revolverla quedó así, ahora esperaremos a mañana para ver que ha pasado, (nuevamente mucha paciencia......).

Segunda etapa
En esta etapa iremos retirando una porción de masa madre que botaremos y repondremos la misma cantidad con partes iguales de agua y harina de trigo.
También es el momento de ir cambiando la harina de centeno por harina de trigo, el motivo de esto es para obtener una masa madre blanca, la que nos servirá para hacer panes blancos y panes integrales.
 
Quinto día:

50 grs. Harina de trigo
50 grs. Agua

Hoy ha duplicado nuevamente su volumen
Ahora le sacaré 100 grs. de masa madre y le agregaré 50 grs. de agua y 50 grs. de harina blanca, para reponer el volumen de lo que retiré.
Así quedó, veremos cuanto se demora en subir nuevamente.

Sexto día:

75 grs. Agua
75 grs. Harina

Hoy ha subido nuevamente el doble, pero sólo se ha demorado 18 horas en estar listo.
Es el momento de retirar parte de la masa madre y de reponerla con la misma cantidad  en agua y harina.
Le retiré 150 grs. de masa madre y le agregué 75 grs. de agua y 75 grs. de harina de trigo.
Así quedó la masa.
Cuando la masa sube y luego baja el volumen no es que esté mala, sino que necesita ser alimentada nuevamente, esto puede pasar antes de las 24 horas.
Desde ahora hay que estar atento a cómo se porta la masa en cuanto a los tiempos, todo dependerá de la temperatura donde uno la prepare, en verano anda mas rápido y en invierno mas lento.

Séptimo día, octavo día, noveno día y décimo día, se necesitarán para cada día:
75 grs. Agua
75 grs. Harina de trigo 

Para ir renovando  o sea alimentando la masa cada vez.

Desde ahora los tiempos cambiarán, dependiendo de la temperatura, mi cocina variaba entre 23°C y 27°C.
y tuve que alimentar la masa entre 18 horas y finalmente a las 5 horas.
En el día octavo cambié el frasco por un vaso graduado porque encontré que subía mejor al tener la boca mas ancha.
Aquí les muestro la masa, ya le saqué 150 grs.
Ahora le he agregado 75 grs. de agua y 75 grs. de harina.
Así quedó la masa luego de 5 horas.
Hemos llegado al final ahora sólo queda hacer pan con esta rica masa madre.
La masa está lista para ser usada o para guardarla en la nevera, si la guardas en la nevera es bueno alimentarla una vez a la semana, para hacer esto debes retirar el frasco y esperar a que llegue a  temperatura ambiente y luego sacas 150 grs. de masa madre y la repones con 75 grs. de agua y 75 grs. de harina, esperas que multiplique su volumen y la guardas nuevamente, si no se activara con una vez repetir este proceso hasta que esté activa.
En unos días mas publicaré la primera receta de pan con esta masa.

¡Mucha suerte a todos los que intenten hacerlo!!!
Si yo pude!!! todos ustedes pueden.....

5 comentarios:

  1. me alegro de que te hayas decidido a hacer tu versión de masa madre, te ha quedado perfecta.
    ya tengo ganas de ver tu pan!
    bs!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡MARAVILLOSO!!!!, algún día la haré,
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy por las mismas...conquistando las masas madre :D

    Un besiño, linda.

    ResponderEliminar
  4. Increible!!!prepare y mi pan de centeno puesto que tengo intolerancia al trigo y quedo genial,llevo mas de un año intentado con levadura y no crescia nada y con la masa madre crescio mas y no quedo tan humedo,genial!!!os recomeindo.
    Un saludo...Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana..... qué alegría........
      Estoy feliz que te sirviera la receta, me alegra mucho.
      Besitos.

      Eliminar